Destino España

El pasado año, España superó a Estados Unidos convirtiéndose en el segundo destino de viaje más popular del mundo. Cerca  de 83 millones de visitantes internacionales visitaron España en 2017, superando así los 75 millones de visitantes en 2016. Sin embargo, esto no significa que no podamos encontrar tranquilidad en sus costas y ciudades, ya que existen destinos más allá de la cerveza barata y las multitudes que aún no se han visto afectados por el turismo masivo.

Poblaciones lo suficientemente grande como para mantener a una familia entretenida en una semana de vacaciones y lo suficientemente pequeñas como para disfrutar de la paz y la tranquilidad de sus ambientes. Especialemnte fuera de la caótica temporada de verano, será entonces cuando podrás escuchar el canto de los pájaros y el romper de las olas.

En lugares como Segovia, Patrimonio de la Humanidad, no solo por el acueducto sino también por su arquitectura medieval, el turista puede deleitarse con lugares tan emblemáticos como el palacio, la catedral o los monasterios y tabernas. Al oeste de Segovia, nos encontramos con Salamanca, otra bella ciudad Patrimonio de la Humanidad que cuenta con iglesias de arenisca dorada, palacios y plazas con vistas al río Tormes. Una ciudad con monumentos mágicamente iluminados y rebosante de vida,  que combina la energía juvenil con la búsqueda intelectual.

Otro destino digno de ser visitado y saboreado es Extremadura, tierras de dehesa de encinas cuyas bellotas alimentan a los cerdos que producen los mejores jamones ibéricos del mundo en sus extensos campos verdes y entre hermosos monasterios y claustros mudéjares.

Mirando hacia el norte, nos encontramos lugares como Viveiro en Galicia, con sus playas alrededor de la Bahía de Viveiro con su forma de lágrima enmarcada por colinas cubiertas de pinos. Hablamos de las Rías Altas, hermosos estuarios que se adentran en la costa del noroeste de Galicia. Ciudades como Bilbao o San Sebastián en el País Vasco, con sus ambientes abarrotados de bares de pintxos llenos de amigos brindando con vinos.

 

Como olvidarnos de la desconocida Andalucía, esa que la mayoría de la gente pasa de largo para dirige directamente a sus costas, lugares mucho más gratificantes y tranquilos. Los pueblos blancos en la provincia de Cádiz o Córdoba, tan atractivos como otros lugares más conocidos como Ronda o Grazalema. Emblemáticos lugares dónde se producen los mejores aceites de oliva del mundo. Jaén, donde los olivares visten las colinas, las ciudades de Úbeda y Baeza, llenas de exquisita arquitectura renacentista. Las casas y alojamientos rurales son mucho más baratos en estas áreas que en las zonas más turísticas, permitiéndonos alargar nuestra estancia disfrutando de la serenidad y la humildad de estos lugares por lo general más desconocidos que el resto.

[amazon_link asins=’8403516304,8403515499,8499357113′ template=’ProductGrid’ store=’adrirockcom-21′ marketplace=’ES’ link_id=’c182a959-38bd-11e8-8572-a7bd6b1cf4c2′]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x
CatalanEnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish